Saltar al contenido
SrRuedas.com

Cuándo realizar el cambio de pastillas de frenos

21/04/2020
Pastillas de frenos

Si bien un vehículo consta de muchos sistemas para su óptimo funcionamiento, uno de los más relevantes para nuestra seguridad y la de todos los pasajeros es el sistema de frenos. Por eso es importante saber cuándo visitar el taller para ejecutar un mantenimiento preventivo en este sistema y particularmente saber cada cuanto se cambian las pastillas de frenos, que a pesar de ser repuestos de difícil acceso para una simple inspección visual es posible determinar cuándo es el momento indicado para reemplazarlas mediante el seguimiento de ciertos parámetros de uso.

Qué son las pastillas de freno:

Como pueden ver en la anterior imagen, las pastillas de freno constan de una base metálica y un “cojinete” compuesto por diversos materiales según el tipo de vehículo y el uso específico que se le da al mismo; las hay de tipo semi metálico, orgánicas y cerámicas, pero de esto les comento más adelante.

Cuándo realizar el cambio de pastillas de frenos

Independiente de los materiales con los que se fabrican, las pastillas deben estar diseñadas para resistir las condiciones extremas de fricción y temperatura que se generan por la presión ejercida contra los discos de frenos en cada rueda, cada vez que el conductor acciona el pedal de freno. Para entenderlo fácilmente en la siguiente imagen se puede apreciar como las dos pastillas de frenos presionan el disco de freno para generar el trabajo necesario para que el vehículo disminuya o detenga su marcha.

Descarga nuestra guía de los 5 errores más comunes al conducir

Cuándo se deben cambiar las pastillas de freno:

  • Lo primero que debemos tener en cuenta es que la duración de unas pastillas de freno no se puede medir en kilómetros recorridos, a diferencia de otros elementos cuya vida útil si es calculada mediante las longitudes recorridas por el vehículo, como por ejemplo el cambio de aceite. Esto sucede por que el desgaste de la pastilla depende en gran medida del estilo de conducción y no solo del funcionamiento básico del vehículo.
  • En segundo lugar debemos tener en cuenta que el desgaste de las pastillas es más significativo en las ruedas delanteras, debido a que la mayor parte de la fuerza que hace el vehículo para detenerse se ubica en el tren delantero. Algunos vehículos tienen pastillas de freno traseras, pero estas suelen durar aproximadamente el doble que las pastillas delanteras; otros vehículos solo tienen bandas de frenos traseras, que generalmente están más relacionadas con el freno de mano.
  • En tercer lugar tenemos nuestro primer indicador, el más sencillo de monitorear: cómo es la respuesta del pedal de freno. Permanentemente debemos mantenernos atentos a la sensación que genera el sistema de frenos completo al accionar el pedal correspondiente, ya que si alguna vez sentimos que esta experiencia cambia reduciendo su efectividad, o como se dice coloquialmente “el freno se pone largo”, tenemos un claro indicio que las pastillas están perdiendo sus propiedades físicas y por eso la efectividad en la frenada se reduce. Es común que el cojinete se haya desgastado a tal punto que la base metálica sea la que está ejerciendo presión directa contra el disco y la pastilla deba ser reemplazada.
  • En quinto lugar tenemos el ruido que produce una pastilla desgastada al frenar, ya que si percibimos algún ruido anormal cada vez que tenemos que reducir la velocidad es posible que, como lo mencioné anteriormente, la base metálica de la pastilla este haciendo contacto directo con el disco de freno produciendo el incómodo chillido de dos metales en fricción. De hecho, algunos fabricantes de pastillas colocan una pequeña pieza de un metal suave que genera un chillido inicial para indicar que el cambio es necesario; si este es el caso el mantenimiento debe efectuarse pronto porque se está comprometiendo la integridad física del disco en cada frenada, lo que puede obligar al cambio o reconstrucción de los mismos elevando los costos del mantenimiento.
  • Finalmente tenemos el testigo de pastilla de frenos: algunos vehículos modernos traen incorporados unos sensores que se encargan de notificar cuando la pastilla está alcanzando su nivel mínimo para funcionar de forma segura y debe ser reemplazada.

Liquido de frenos

El nivel del líquido de frenos y sus propiedades físicas es otro aspecto importante a tener en cuenta: los frenos son un sistema hidráulico que genera presión entre las pastillas y los discos bombeando este líquido desde su depósito correspondiente hasta las ruedas a través de un sistema de ductos. Si el líquido de freno disminuye su nivel, el sistema no va a ser capaz de generar la presión necesaria para detener el vehículo con la misma efectividad que antes, por esto es necesario garantizar que no existan fugas que reduzcan la presión del sistema. También es importante que esta presión no sea excesiva, evitando que las pastillas de frenos queden en contacto permanente con los discos (así sea mínimo) y sufran un desgaste innecesario de su “cojinete” y en el consumo de gasolina.

Mantenimiento preventivo

Como en todos los sistemas, el mantenimiento preventivo es de vital importancia para evitar someter los diferentes componentes a condiciones extremas que terminan afectando sus propiedades iniciales; evitar esperar a que se presenten síntomas para realizar una revisión de frenos no es la excepción: por ejemplo y como ya se mencionó atrás en este artículo, si reemplazamos unas pastillas de freno a tiempo podemos evitar el cambio de los discos de freno, ya que los estos se llegan a deformar con una pastilla en mal estado.

Las pastillas de frenos son un elemento de alta importancia para nuestra seguridad al momento de usar el vehículo, es por eso que es aconsejable mantenerse atento a los indicadores descritos, evaluando la efectividad del sistema de frenos permanentemente y no esperar a que una falla repentina nos sorprenda.

Si estas interesado en cotizar tu revisión de frenos puedes diligenciar el siguiente formulario:

Abrir chat